Menu

Mi carrito

Cerrar
Envíos gratuitos para órdenes mayores a ₡9.000*

Insuficiencia renal en perros y gatos

Publicado el febrero 12 2021

Insuficiencia renal en perros y gatos

 

La insuficiencia renal es una anomalía en el funcionamiento de los riñones, órgano encargado de limpiar los productos de desechos y de hacer un balance entre el agua, las sales y los minerales. Su falla provoca la acumulación de productos de desecho, un desbalance entre el agua y los electrolitos y, como consecuencia, una intoxicación en el organismo del perrito o gatito.

Existen dos tipos de Insuficiencia Renal, la Aguda y la Crónica. La Aguda pasa de manera abrupta, generalmente provocada por daños en la estructura del riñón, pero puede ser reversible. La Crónica implica un deterioro paulatino de los riñones por meses o años, no siendo reversible.

Algunos de los síntomas de esta enfermedad pueden ser:
* Orina en pequeñas cantidades pero de manera constante, pudiendo orinar en lugares no habituales
* Dolor abdominal, vómitos y diarrea
* Falta de apetito y no beben mucha agua
* Debilidad, apatía y depresión
* Úlceras en la boca

Las causas de la Insuficiencia Renal en perritos y gatitos pueden ser muy variadas, para mencionar algunas tenemos: Ingerir sustancias que pueden dañar los riñones (por ejemplo intoxicación por etilenglicol, algunos antiflamatorios mal administrados, entre otros), alimentos que no son convenientes para nuestras mascotas (dietas no adecuadas), traumatismos u accidentes que parecieron ser irrelevantes o una deshidratación por vómitos y diarrea no atendida a tiempo.

Para tratar esta enfermedad lo primero que debes hacer es estar asesorad@ por un veterinario de tu confianza, quien muy probablemente le indicará a tu mascota una dieta baja en fósforo y sodio, unido a una moderación en el consumo de proteínas. Además, le hará un seguimiento médico frecuente a las condiciones de tu mascota, es decir, evaluaciones físicas, examenes de laboratorio, radiografías y ultrasonidos, esto le ayudará a conocer en qué etapa se encuentra tu mascota: Leve, moderada, severa o final.

Sin embargo, esta enfermedad es controlable con una observación constante de tu mascota y la evaluación habitual de su veterinario, para una atención temprana ante algún síntoma.

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se comprueban antes de su publicación